Información y perspectiva personal de los adolescentes

APRENDIZAJES ESPERADOS:

 

BLOQUE I

 

  • Identifica las  características,  aptitudes y  potencialidades de su  persona como vía  para fortalecer su autoestima y establecer relaciones afectivas con los demás.
  • Reconoce la importancia de obtener información veraz y confiable para ampliar sus conocimientos y ejercer sus derechos de manera argumentada.
  • Valora el uso adecuado de la información en el ejercicio de su libertad  con responsabilidad.

¿Qué es la autoestima?

 

La autoestima puede tener un papel importante en cómo te sientes respecto de ti mismo y, además, en qué tanto disfrutas de las cosas o te preocupas por ellas.

Para entender la autoestima, es útil separar el término en dos palabras. Analicemos primero la palabra estima, que significa que alguien o algo es importante, especial o valioso. Por ejemplo, si realmente admiras al papá de tu amigo porque es voluntario en el departamento de bomberos, eso significa que le tienes gran estima. Y el trofeo especial para el jugador más valioso de un equipo a menudo se llama trofeo estimado. Esto significa que el trofeo representa un logro importante.

Y auto significa tú mismo. Por lo tanto, une las dos palabras, y es más fácil darse cuenta de lo que es la autoestima. Es cuánto te valoras a ti mismo y qué tan importante piensas que eres. Es la forma en la que te ves y cómo te sientes respecto de las cosas que puedes hacer.

La autoestima no tiene que ver con jactarse, sino con llegar a saber qué cosas haces bien y cuáles no tanto. Muchos pensamos en cuánto nos agradan otras personas o cosas, pero realmente no pensamos demasiado en si nos agradamos a nosotros mismos.

No se trata de pensar que eres perfecto, porque nadie lo es. Incluso si crees que algunos otros niños hacen todo bien, puedes estar seguro de que hay cosas en las que son buenos y cosas que les resultan difíciles.

Lo más importante que hay que saber sobre la autoestima es que significa verte a ti mismo de un modo positivo que sea realista, lo que implica que es la verdad. De modo que si sabes que tocas muy bien el piano, pero no eres tan bueno dibujando, aún puedes tener una gran autoestima.

 Por qué es importante la autoestima

La autoestima no es como un par de zapatillas deportivas de onda que realmente deseas y por las que puedes esperar hasta tu próximo cumpleaños. Todos los niños tienen autoestima, y tener una autoestima buena o positiva es de verdad importante. Puede ayudarte a mantener la cabeza en alto y a sentirte orgulloso de ti mismo y de lo que puedes hacer, incluso cuando parece que las cosas no van tan bien.

La autoestima te da el coraje para probar cosas nuevas y el poder para creer en ti mismo. Y te permite respetarte, aun cuando cometes errores. Y cuando te respetas a ti mismo, los adultos y otros niños suelen respetarte también.

La autoestima positiva, además, puede ayudarte a que aprendas a hacer elecciones sanas respecto de tu mente y tu cuerpo. Si crees que eres importante, será menos probable que te dejes llevar por la corriente si tus amigos hacen algo que está mal o es peligroso. Si tu autoestima es positiva, sabes que eres lo bastante inteligente como para tomar tus propias decisiones. Valoras tu seguridad, tus sentimientos, tu salud: te valoras a ti mismo. La autoestima positiva te ayuda a saber que vale la pena cuidar y proteger cada parte tuya.

Cómo desarrollan los niños la autoestima

 

Los bebés no se ven a sí mismos de un modo positivo o negativo. No piensan, "Soy genial" cuando eructan fuerte, ni se preocupan porque los pañales hacen que sus piernas se vean raras. En cambio, las personas que los rodean los ayudan a desarrollar la autoestima. ¿Cómo? Al alentar al bebé cuando aprende a gatear, caminar o hablar. A menudo les dicen, "Buen trabajo. Bien hecho". O pueden tan solo sonreír y verse orgullosas. Cuando las personas cuidan bien de un bebé, eso también lo ayuda a que se sienta amado y valioso.

A medida que los niños crecen, pueden tener un papel más importante en el desarrollo de su propia autoestima. Trabajar arduamente para terminar un proyecto o una tarea, obtener una calificación más alta en un examen de matemáticas o presentarse a una prueba para un nuevo deporte son todas cosas que pueden ser motivo de orgullo para los niños. Algunos niños no son muy atléticos, pero pueden leer bien, saber cómo hacer trucos de magia, ser realmente buenos amigos o brindar ayuda a otras personas, todos logros que los ayudan a sentirse bien con ellos mismos.

La familia de un niño y otras personas en su vida, como entrenadores, maestros y compañeros de clase también pueden reforzar la autoestima. Pueden ayudar a que un niño descubra cómo hacer las cosas o advierta sus buenas cualidades. Pueden creer en el niño y ayudarlo a que lo intente nuevamente cuando algo no resulta bien la primera vez. Parte del aprendizaje de los niños es verse a sí mismos de un modo positivo, sentirse orgullosos de lo que han hecho y estar seguros de que hay mucho más que pueden hacer.

Algo de información sobre la baja autoestima

}

Tal vez conozcas a niños con baja autoestima que no tienen un buen concepto de sí mismos o que parecen criticarse mucho. Esto también puede llamarse autoestima negativa, y es lo opuesto a la autoestima positiva. Es posible que, a veces, tengas baja la autoestima y no siempre te sientas bien respecto de ti mismo o pienses que no eres importante.

En ocasiones, un niño tendrá baja autoestima si su mamá o su papá no lo alientan lo suficiente o si en casa hay muchos gritos. Otras veces, se puede dañar la autoestima de un niño en el salón de clase. Un maestro u otros niños pueden hacer que un niño sienta que no es inteligente, o tal vez haya niños malos que le dicen cosas hirientes sobre su aspecto o su modo de actuar.

Para algunos niños, las clases en la escuela pueden parecer tan difíciles que no logran mantener u obtener las calificaciones que esperaban. Esto puede hacer que se sientan mal sobre sí mismos y dañar su autoestima. Cuando algunos niños tienen un buen desempeño y ganan premios y becas, es posible que otros sientan que no son tan buenos y que tienen algún problema.

Algunos niños tienen una autoestima positiva, pero luego algo ocurre en sus vidas y eso cambia. Por ejemplo:

  • Si un niño se muda y no hace amigos de inmediato en la nueva escuela, puede comenzar a sentirse mal y pensar que no es un buen amigo.
  • Los niños cuyos padres se divorcian tal vez descubran que esto puede afectar su autoestima. Es posible que se sientan mal cuando uno de los padres no puede brindarles atención ni asistir a sus juegos, o quizás sientan que de haberse comportado mejor o de haber mantenido ordenada su habitación, sus padres no se hubiesen separado.
  • Los niños cuyo aspecto es diferente del de otros niños pueden sentirse mal respecto de sí mismos porque se sienten "diferentes" o alguien se burla de ellos.
  • Un niño que está lidiando con una enfermedad, como cáncer, diabetes o asma, puede sentirse diferente y menos seguro que antes.
  • Los niños con diferencias de aprendizaje o aquellos que saben que tienen dificultades para leer la reseña de un libro en voz alta pueden perder la confianza y concentrarse demasiado en las cosas que no hacen bien.
  • Incluso atravesar los cambios corporales de la pubertad, algo que a todos les ocurre, puede afectar la autoestima de un niño.
  •  

AUTOESTIMA E IMAGEN PERSONAL.

Expresado de forma sencilla, la autoestima es la forma en que nos percibimos y nos sentimos. Nos influye el medio, cómo nos ven otras personas significativas para nosotros ycómo creemos que nos ven. 

Esta forma de percibirnos se basa en las experiencias que tenemos con otras personas y en las atribuciones que realizamos de nuestra conducta.

Las atribuciones son las explicaciones con las que justificamos los resultados de nuestras actuaciones (si creemos que la causa está fuera o dentro de nosotros, si es permanente o pasajera, o si consideramos las causas dentro o fuera de nuestro control).

Ejemplos: 
Soy buena en inglés, me gusta estudiar, he aprobado (puedo creer que la causa es interna, permanente y controlable).

Soy feo, no soporto mis orejas (puedo creer que la causa es externa, permanente, fuera de control).

Cada persona nos percibimos y tenemos opiniones sobre nuestro carácter - componente emocional -, nuestra inteligencia - componente académico -, nuestro cuerpo -componente físico-, y nuestras relaciones con otras personas - componente social -.

Recuerda que cuando pensamos negativamente sobre cosas que no nos gustan de nosotros, lo que hacemos es sentirnos mal y bloquearnos; y cuando pensamos positivamente sobre lo mismo, nos relajamos y es entonces cuando se nos ocurren cosas para mejorar (en el ejemplo de las orejas: me gusto, me encantan mis orejas y así puedo elegir: cambiar mi corte de pelo, trabajar para GANAR DINERO y operarme, disfrutar de mis orejas, o lo que se me ocurra).

Nuestras ideas, nuestras creencias son las que determinan la autoestima y hacen que interpretemos las cosas de una manera más positiva o negativa.

El autoconcepto es la imagen que cada uno tiene de sí mismo; es la organización de nuestras creencias, que aprendemos a través de nuestra experiencia personal, conpersonas significativas - padres, hermanos, abuelos, profesores, etc.- y que también aprendemos de cosas o personas que no planeamos - un libro, una película, una entrevista de alguien... -. 

Así, una persona puede verse puntual, con un pelo muy bonito, con las uñas de los pies feas, con interés para estudiar... y otra puede verse muy habladora, con una estatura muy buena, con unos ojos muy pequeños... Vamos, que cada persona tenemos una imagen y una opinión de nosotros sobre un montón de aspectos. 

Cuando decimos: "Pues yo soy así", "qué le vamos a hacer, es mi manera de ser...", lo que estamos diciendo es lo que creemos que es verdad para nosotros. Generalmente, lo que creemos es una opinión que hemos incorporado a nuestro sistema de creencias, opinión que es coherente con esas ideas.

(el autoconcepto es organizado, dinámico y aprendido) 

La imagen corporal es la forma en que percibimos nuestra apariencia física, de nuestra presencia personal; que también es percibida y valorada por otras personas. Como ya te habrás dado cuenta, tú puedes tener una imagen de ti que, a veces, no coincide para nada con la de otras personas. 

La vamos formando desde la infancia y durante toda la vida. Esto es muy interesante, ya que no nacemos con esta imagen, si no que la podemos crear y cambiar continuamente. 

Como al principio la vamos creando con otras personas significativas para nosotros, llega un momento en el que podemos elegir y ser más responsables con nosotros mismos:

Estando con gente que nos agrada.
Alimentándonos bien.
Haciendo ejercicio físico con placer.
Pensando cosas que nos gustan.
Teniendo ropa que nos favorece.
Organizando nuestro tiempo.
Cuidando higiénicamente nuestro cuerpo.
Haciendo agradable nuestra vida cotidiana.
Etc., etc., etc.

Que conste que esto lleva su trabajo, porque a veces es más rápido quejarnos que elegir cambiar. Cuidarnos higiénica y estéticamente lleva su tiempo y su placer (desde depilarnos, afeitarnos, llevar el pelo limpio, pintarnos, lavarnos los dientes, cortarnos y arreglarnos las uñas, hasta lavar alguna ropa a mano, ordenar el armario, comer fruta, hacer deporte.).

Los sentimientos positivos o negativos sobre nosotros mismos influyen en nuestro comportamiento, en nuestro rendimiento y en la opinión que tenemos sobre nosotros.

Las modificaciones en el lenguaje interno (cómo nos hablamos a nosotros) apoyan los cambios que queremos hacer y que nos benefician más. Así, podemos cambiar frases de quejas y elegir frases para hacer cosas efectivas y positivas.

Puedes dejar de juzgarte a ti mismo, tu forma de ser y evaluar únicamente tus actos, tus logros y realizaciones. Puedes aceptarte a ti mismo, simplemente porque tú eligeshacerlo así.

Mejoramos nuestra imagen corporal cuando la elegimos sana, positiva y realista; cuando analizamos y mejoramos nuestro lenguaje interno (aprendemos a reconocer nuestra actividad mental, analizamos nuestras emociones para expresarlas agradablemente).

Cada cultura condiciona la percepción del cuerpo, la belleza, el afecto y la identidad sexual. Y como somos parte de esa cultura podemos elegir y asumir percepciones más realistas y agradables para nosotros.

Cada persona tiene sus preferencias y gustos estéticos, y los puede cambiar en distintos momentos de su vida. 

Desde tu último cumpleaños, han cambiado muchas cosas. Por ejemplo, eres mucho más listo y sabes muchas más cosas que hace un año. Eso es evidente.

Pero es posible que también se hayan producido otros cambios, para algunos de los todavía no estabas PREPARADO. Tal vez hayas pegado un estirón y ahora tu cabeza sobresale por encima de muchos de tus compañeros de clase. O quizás todos han dando el estirón pero tú no hay forma de que crezcas. Tal vez apenas hayas ganado peso y creas que estás hecho un enclenque, o tal vez has engordado tanto que ya no te entran tus vaqueros favoritos. Y ahora te estás mirando al espejo pensando solamente en una cosa: ¿Soy normal?

 

Todo el mundo es diferente

 

En primer lugar, ¿qué significa normal? La normalidad no existe. Si no, ¡el mundo estaría lleno de personas anormales! La próxima vez que vayas de compras, echa un vistazo a tu alrededor. Verás todo tipo de gente: gente alta, gente baja, gente de hombros anchos, gente con los pies pequeños, con enormes panzas, dedos largos, piernas recias, brazos esqueléticos... ¿Te haces una idea?

Te puedes cambiar el corte de pelo o ponerte un gorro nuevo, pero tu aspecto físico no está completamente bajo tu control. Tus rasgos físicos están determinados en gran medida por tus padres. Cuando ellos te engendraron, te transmitieron sus genes - una especie de código - y esos genes contribuyeron a decidir tu estatura, tu complexión corporal, el color de tus ojos, la textura de tu pelo, e incluso si eres o no eres pecoso.

Alto o bajo

La estatura no es más que uno del millar de rasgos que deciden, en parte, tus genes. De hecho, puesto que tienes dos padres, tus genes actuarán como si fueran árbitros, concediéndote una estatura que probablemente estará comprendida entre las estaturas de tus padres. Si tus padres son los dos altos, lo más probable es que tú también lo seas. De todos modos, si tienes alguna duda sobre tu estatura, pregúntale a tu médico.

No obstante, los genes no lo deciden todo. Por ejemplo, si sigues una DIETA poco saludable no podrás desarrollar plenamente toda tu capacidad de crecer. Dormir mucho, hacer suficienteejercicio y alimentarte bien te ayudarán a crecer y a desarrollarte como deberías.

Seguro que te has preguntado alguna vez a qué ritmo crecerás. Depende. No hay un ritmo de crecimiento perfecto o correcto. Como promedio, los niños crecen aproximadamente 6 centímetros al año entre los tres años y el inicio de la pubertad (la etapa de la vida en que el cuerpo empieza a cambiar y a parecerse más al de un adulto).

Tu médico sabrá cómo has estado creciendo con el transcurso de los años. El hecho de crecer cada años un poco más o un poco menos del promedio no es ni de lejos tan importante como tu estatura actual, cuál ha sido tu patrón de crecimiento, es decir, cómo has estado creciendo hasta ahora, y qué otros cambios ha experimentado o está experimentando tu cuerpo.

No te asustes si te parece que has crecido mucho en muy poco tiempo. Todo el mundo da un estirón durante la pubertad. La edad promedio de inicio de la pubertad está en torno a los 10 años en las niñas y en torno a los 11 en los niños. Pero puede llegar antes o después - entre los 7 y lo 13 años en las niñas y entre los 9 y 15 en los niños.

Lo más probable es que empieces a darte cuenta de que estás creciendo más deprisa aproximadamente un año después de que tu cuerpo empiece a manifestar los primeros cambios de la pubertad - a las chicas se les desarrollan los senos y a los chicos les crecen el pene y los testículos.

Ganar peso

 

El peso puede variar mucho de un niño a otro. Compararse con los amigos es una tentación. Pero un niño puede pesar más o menos que sus amigos y seguir siendo completamente normal. La televisión y las revistas pueden hacernos pensar que nuestros cuerpos deberían pesar x kilos y tener determinado aspecto, pero en la vida real, hay muchas diferencias.

A algunos niños les preocupa tanto su peso que prueban cosas insanas y peligrosas para modificarlo. La mejor forma de tener un peso saludable es alimentarse bien y dedicar mucho tiempo a jugos que implican hacer ejercicio físico.

Qué hacer si hay algo que te preocupa

 

Si te preocupa tu peso -o los cambios que está experimentando tu cuerpo- habla sobre ello con tus padres o con tu médico. Éste te indicará si tienes o no algún problema. Pero lo más probable es que tu cuerpo, que es único, esté creciendo como se supone que debería hacerlo.

 

A veces lo más duro de algunos sentimientos es compartirlos con otras personas. Pero el hecho de compartir tus sentimientos te puede ayudar, tanto cundo se trate de buenos sentimientos como de otros que no sean tan buenos. Además, el hecho de compartir tus sentimientos te ayudará a sentirte más cerca de la gente que te importa y a quien le importas. Cuando la gente habla sobre sentimientos, a veces utiliza la palabra "emociones".

 

Céntrate en tus sentimientos

No le puedes explicar a nadie qué llevas en la mochilla si no lo sabes ni tú. Con los sentimientos ocurre lo mismo. Para poder compartirlos con alguien, antes tendrás que aclararte tú mismo sobre qué es lo que sientes.

Hacerte una lista sobre lo que sientes te puede ayudar. Puedes hacerla mentalmente o bien escribirlo en un trozo de papel o dibujarlo. ¿Hay algo que te molesta o te preocupa? ¿Te hace sentirte triste o enfadado? ¿Sientes esa emoción de vez en cuando o constantemente?

A la hora de intentar identificar tus sentimientos, te puede ayudar recordar cosas que te han ocurrido y cómo te han hecho sentirte. Entonces podrás decir, por ejemplo: "Me pongo triste cuando mi amigo no quiere jugar conmigo " o "Me enfado porque mi hermano siempre me gana cuando jugamos a hacer canastas". Eso te ayudará a identificar tus sentimientos, y también dará a la persona a quien se lo expliques más información sobre lo que te molesta o preocupa.

¿Por qué hablar sobre los sentimientos?

La forma en que nos sentimos por dentro es importante. Puede ser muy duro no explicarle a nadie que estás triste, preocupado o enfadado con alguien. Entonces, estarás tú solo con esos desagradables sentimientos. Y, si te lo guardas todo para ti, ¡podrías llegar a ponerte enfermo!

Pero, si hablas con alguien a quien le importas de verdad, como tu madre o tu padre, lo más probable es que empieces a sentirte mejor. Ya no estarás tú solo con tus problemas y preocupaciones. Eso no significa que tus problemas y preocupaciones vayan a desaparecer como por arte de magia, pero por lo menos habrá alguien más que sabrá qué es lo que te preocupa o molesta y que podrá ayudarte a buscar posibles soluciones.

A tu madre y a tu padre les importa lo que te ocurre y les interesa saber cuándo tienes problemas porque te quieren y quieren saber lo que está pasando en tu vida. Pero, ¿y si no quieres explicárselo a tus padres? En tal caso, siempre puedes buscar a otro adulto de confianza, como un pariente o el psicólogo escolar. Tal vez esa persona pueda ayudarte a hablar con tu madre y/o tu padre sobre lo que te preocupa.

¿Cómo puedes hablar sobre los sentimientos?

Una vez hayas decidido con quién quieres hablar, necesitarás elegir un lugar y un momento adecuado para hacerlo. ¿Debería ser un lugar recogido, o puedes hablar con tus hermanos en la sala de estar? Eso dependerá de tus preferencias, pero es importante que escojas un momento y un lugar en que podáis hablar tranquilamente sin que nadie os interrumpa. Si crees que te va a resultar difícil decir lo que tienes en la cabeza, anótatelo en un trozo de papel. Si la persona no entiende a la primera lo que intentas contarle, prueba a explicárselo de una manera diferente o ponle un ejemplo de lo que te preocupa o molesta. Si hay algo que crees que podría mejorar las cosas, explícaselo también.

Algunos niños -al igual que algunos adultos - son más introvertidos que otros. Esto significa que hay algunas personas que son más tímidas y les cuesta más compartir sus sentimientos. No es preciso compartir con los demás todos y cada uno de los sentimientos que tenemos, pero es importante que lo hagamos cuando necesitamos ayuda. No puedes solucionar tú solo todos tus problemas. A veces necesitarás ayuda. Y, entonces, hablar sobre cómo te sientes puede ser el primer paso para obtenerla.

 

CAMBIOS EN LA PUBERTAD Y ADOLESCENCIA

La adolescencia es una etapa más de la vida en cada persona. La primera es la infancia, continúa con la adolescencia, y sigue con la edad adulta y la vejez.

La adolescencia comienza con la pubertad, y es el paso de la infancia a la vida adulta. En general se acepta que el inicio de la adolescencia está señalado por los cambios anatómicos y fisiológicos que se producen en el organismo y que suelen ser progresivos -en las chicas los primeros cambios suelen aparecer sobre los 10-11 años y en los chicos entre los 12-13 años. La pubertad son los cambios corporales que se producen principalmente debidos a las hormonas sexuales (testosterona, progesterona y estrógeno), también influyen los aspectos genéticos individuales y la alimentación.

La adolescencia, según la Organización Mundial de la Salud, se divide en dos periodos: el primero entre los 10 y los 14 años y el segundo entre los 15 y los 19 años; así el concepto de juventud se sitúa entre los dos periodos, entre los 10 y los 19 años.

Durante la adolescencia se producen muchos cambios en muy poco tiempo, es un proceso psicológico unido al crecimiento social y emocional que surge en cada persona.

El periodo de la pubertad en ambos sexos dura unos cuatro años, aunque las chicas empiezan a desarrollarse unos dos años antes que los chicos. Es muy importante señalar que el final de la adolescencia está determinado, sobre todo, por factores sociales; se considera que un o una adolescente deja de serlo cuando es reconocido y admitido como adulto en su comunidad. 

Desde el punto de vista psicológico y social, cada persona sigue madurando afectiva y sexualmente a lo largo de toda su vida, mejora su conocimiento personal y va delimitando sus deseos y necesidades individuales.

En este periodo se van a producir cambios biofisiológicos, psicológicos, intelectuales y sociales que sitúan a cada persona ante una nueva forma de vivenciarse a sí misma y al entorno que le rodea.

Cambios biofisiológicos:

Cambios masculinos:

Aparece vello facial (bigote y barba)
Posible ACNÉ (debido a las hormonas)
La voz falla y se hace más grave
Los hombros se ensanchan
Aparece el vello púbico
Crece el vello en el pecho y la espalda
El cuerpo transpira más
Aparece el vello en las axilas
Los testículos y el pene aumentan de tamaño
El cabello y la piel se vuelven más grasos
Aumenta el peso y la altura
Las manos y los pies aumentan de tamaño
Aumenta el vello en los brazos
Crece el vello en las piernas
Se inicia la capacidad reproductora
Eyaculación

Cambios femeninos:

La piel se vuelve más grasa
Aumenta el peso y la altura
Aumenta el sudor
Rostro más lleno
Posible acné (debido a las hormonas)
Los brazos engordan
Aparece el vello en las axilas
Se destacan los pezones
Crece el vello púbico
Los genitales se engrosan y oscurecen
Aumenta el vello en los brazos
Los muslos y las nalgas engordan
Las caderas se ensanchan
Crece el vello en las piernas
Se inicia la capacidad reproductora
Menstruación

Al llegar a la adolescencia aparece una revisión de la imagen corporal (una dimensión del autoconcepto)

Las hormonas más implicadas directamente en la sexualidad son: los estrógenos, laprogesterona y la testosterona. En realidad, estas hormonas se encuentran en los dos sexos, con distintos niveles de concentración (en el hombre hay mayor nivel de testosterona y en la mujer mayores niveles de estrógenos y progesterona). En la misma persona, también varía el nivel hormonal en distintos momentos.

Estrógenos:
 hormona femenina. A partir de la pubertad se incrementa su producción. Relacionada con el deseo sexual y el desarrollo de los caracteres sexuales (vello en pubis y axilas, desarrollo del pecho y de los órganos sexuales, distribución del tejido graso). Su secreción aumenta durante la ovulación. Progesterona: hormona protectora de la gestación en la mujer.

Testosterona: es la hormona masculina que se produce sobre todo en los testículos. A partir de la pubertad se incrementa su producción. Relacionada con el deseo sexual y con el desarrollo de los caracteres sexuales (vello, cambios en la voz, en la estructura muscular, ósea, tejido graso y desarrollo de los genitales).

Cambios psicológicos e intelectuales:

Aparece una mayor curiosidad por conocer el mundo que lo rodea.

La persona accede a una nueva forma de pensamiento, puede formular hipótesis, razonar acerca de ellas y extraer sus propias conclusiones.

La persona puede diferenciar lo real de lo posible, comienza a poner en tela de juicio todo aquello que hasta ahora era inamovible. Tiene opiniones propias y críticas sobre el amor, los estudios, los amigos, la familia, etc.

Piensa sobre sus propios pensamientos, puede orientar su afecto hacia determinadas ideas y valores y comprometerse en algún modo con ellos.

Cambios sociales:

Se descubre "lo social", a la persona le importa pertenecer a un grupo y compartir ideas o gustos. Aparecen cambios en la capacidad de integración social, en el grupo de iguales se conforman una serie de normas y nuevos valores.

Se sigue formando y consolidando la identidad sexual y afectiva; de un grupo más numeroso como la pandilla se pasa más tarde a la formación de parejas.

En los últimos años de la adolescencia se puede producir la integración laboral. 

El deseo sexual aparece, de una forma clara, después de la pubertad. La persona se encuentra con la atracción física hacia otra persona, con el deseo de disfrutar de su compañía, con sentimientos, deseos y conductas sexuales que son una novedad. Siente placer sexual consigo mismo y con otras personas. Durante este tiempo se van definiendo la orientación sexual, los gustos y preferencias personales. 

La respuesta sexual a nivel físico es igual para los dos sexos, y sigue una secuencia en etapas: excitación, meseta, orgasmo y resolución. El enamoramiento puede producirse y es expresado por muchos jóvenes como un gran el deseo de estar junto a la persona que quieren.

 

Aceptación vs. rechazo

 

 



Haz leido en alguna ocasión el patito feo? 

Algunos diriamos pobre patito, pero en realidad no tan pobre pues logra desarrollar una aceptación y aprender a quererse tal y como es, esto le permite convertirse en cierta manera en un hermoso cisne. No por lo que representaba por fuera sino lo que se reflejaba por dentro.
 
Para sentirte aceptado, debes aceptarte inicialmente tu mismo, tu cuerpo, tu familia, tus amigos y amarte tal y como eres, si eres bajito, altito, gordito, flaquito, blanquito, moradito etc.
 
Esto te permitirá no rechazar de dónde vienes, cómo eres fisicamente para que el reflejo en ti sea un cisne e increible niño.
Si alguna vez te haz sentido como el patito feo
Te aconsejo:
a) Haz una lista donde enumeres las cosas más bonitas que haz logrado gracias a tu cuerpo como ganar una competencia fué gracias a tus piernas.
b) Cuida tu aseo e higiene
c) Se amable con todos
d) Evita poner apodos
e) Riete de ti mismo
 

Alegría vs. tristeza

 
Sabías que...
 
Al sonrerir movemos cerca de 15 músculos faciales y que es una ayuda al tardio envejecimiento wow, increible no crees?
 
Durante el día habran cosas que te hagan reir a morir, por lo tanto haz de tener en tu expresión facial un año menos de edad, muy bien.
 
La tristeza es algo inevitable, pero está en nosotros mantenerla temporalmente o prolongarla.
 
Te aconsejo que cuando te sientas triste:
a) Evites permanecer mucho tiempo solo
b) Lo expreses
c) Llores lo necesario
d)Ocupate de otras cosas que te permitan no estar enfocado solo en eso.
 

Amor vs. odio

 
El amor es algo mágico, increíble y es una emoción que podemos poseer los seres humanos, pero que sucede cuando esa emoción se vuelca a odio.
 
El amor en que espacio de la mente y del corazón existe cuando crees sentir odio.
 
Como niño te será fácil expresar abiertamente las palabras te odio o darás golpes pero eso no te ayudará de mucho porque lo qué debes revisar y analizar si es prudente que alimentes esa emoción.
 
Un consejo sería que:
a) Te tranquilices, respires
b) Salte a caminar por el jardín de tu casa o situate en un espacio que te ayude a relajarte
c) Masques un chicle
d) Tomes agua
e)Anotes en un cuaderno lo que piensas
 
 

Emocion y Sentimientos qué es?

 
Emoción:

Es una respuesta que tiene nuestro cerebro ante un estimulo provocado por impresiones estas pueden ser pasajeras, agradables o desagradables, es decir es una alteración en nuestro estado de ánimo.

Por ejemplo: Cuando lees una carta de alguien que aprecias mucho te causa una gran alegría.


Sentimiento  por su parte es: Una acción  consciente que hacemos de la percepción de nuestro estado corporal durante una respuesta emocional, es decir es el producto de una emoción.

Por ejemplo: Cuando leiste la carta de la persona que aprecias te dió alegria, sin embargo cada vez que la lees te provoca un sentimiento de añoranza es decir talvez la extrañas.



La emoción es más fuerte pero a la vez pasajera, en cambio el sentimiento es consecuencia de un estado de ánimo y se puede presentar a largo plazo.